viernes, junio 09, 2006

Reflexión ociosa...


La incertidumbre de lo incierto provoca excoriaciones a flor de piel...

La certidumbre de lo cierto anida en lo profundo del pecho...





Hacemos a un lado los cabellos que cubren la boca, miramos fijamente los labios apretando y abriendo, pensamos en razones, las olvidamos todas, la vida es incierta sobre la piel...

Mientras tanto, un temblor nos despierta, brinca sobre nosotros y nos produce cosquillas mientras camina sobre el vientre, las piernas, nos rascamos y las uñas abren surcos por donde se cuelan las certezas para infectar el ser...





Inflamadorate Junio 2006...

 Posted by Picasa

10 comentarios:

Clarice Baricco dijo...

Mientras vibre la piel, las dos son válidas.

Recordé a Robert Kincaid cuando le susurra a Francesca Johnson:

"Sólo tengo una cosa que decir, una sola; nunca volveré a decírsela a nadie, y te pido que la recuerdes: en un universo de ambiguedades, esta certeza viene solo una vez, y nunca más, no importa cuántas vidas le toque a uno vivir".

Inflamadorate dijo...

Sin duda una verdad dolorosa Clarece...

Ahora yo cargo el aroma del café en la boca...

Clarice Baricco dijo...

No lo dejes de saborear...es un buen antídoto.

Inflamadorate dijo...

Diario dos veces al día...

Clarice Baricco dijo...

Prepararé el café que produce mi pueblo y te lo mando a través del sol.
Te aseguro que pedirás más.

Inflamadorate dijo...

Venga, aquí lo esperare...

Aseguro que me volveré adicto...

Clarice Baricco dijo...

Lo que maravilla y da vuelo al pensamiento ha quedado listo para saborearlo.

Disfrútalo...

El Enigma dijo...

... buenos tiempos aquellos en que el caello estorbaba.

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

KC dijo...

Hacía tiempo que no pasaba por aquí.
Me gusta extrañarte por que me sorprendes cada vez más =)
PD: ME GUSTA TU BLOG!!!!!!!
K

Inflamadorate dijo...

Disfrutado al máximo Clarice...




Jajaja, vaya que si camarada Enigma, esos tiempos que a mi se me fueron a la mitad...

Saludos...




Karina, la covacha te extrañó, pero le da gusto que pases y te sorprendas...

A la covacha le gusta que vagues por aquí...