viernes, julio 29, 2005

Cruda amorosa...





Llegamos a la mesa y en el centro está una botella de amor, servimos una copa y después de mirarla un rato la dirigimos a la boca, tratamos primero de probar su sabor con la punta de la lengua y humedeciendo los labios, bebemos un sorbo, lo pasamos, en su paso por la laringe sentimos sus particularidades, nos asombramos con su deleitoso sabor. Sin preocuparnos ya, nos precipitamos a beber la copa, cuando queda vacía, servimos una más y la vaciamos de nuevo, llenamos y vaciamos, llenamos y vaciamos, bebemos, nos reímos, embrutecemos, alucinamos...

Pero llega el momento en que la botella se vacía, ya no queda nada que beber, nos transformamos entonces en bestias desesperadas con una dependencia absurda a ese líquido embriagador, nos despedazamos...

Despertamos entonces tumbados en el suelo de un lugar desconocido, con el sabor de la borrachera en la boca, confundidos. Al final no podemos hacer gran cosa, solo nos queda recoger los restos, llevarlos a casa para zurcirlos, colgar los ojos para que escurran, orear el falo, las nalgas y los labios, perfumar la nariz, sacudir el pecho, la espalda y las piernas, bolear los pies, fumar un cigarrillo, beber un poco de vino, descansar un rato...








Texto e Imagen: Inflamadorate Julio 2005

 Posted by Picasa

8 comentarios:

*~*~*~Voz de Luna~*~*~* dijo...

Tremenda cruda!! jeje, muy buena tu metáfora, me gustó el modo en que manejaste el texto, las palabras arrastran cierto sentimiento en cada silaba... muy bello, saludos! :)

aLe*!!

Inflamadorate dijo...

Gracias por desmenuzar cada silaba Ale...

Saludos...

Josephine dijo...

WOW

WoW

WoW


No puedo decir más... deja trato de ponerle palabras a todo lo que opino.

K dijo...

Descansar del amor
intensidad en huracanes
consume los perfiles de las sombras
respira mi oxígeno
desmedida entrega

Satura la desmesura
imposible limitar
fluye incandescente
a borbotones
hasta sedar las playas y las pieles

Exalan las almas
los delirios y locuras
solo por instantes,
se vive en la gloria...
KC

Anónimo dijo...

el amor es como un vino embriagador y al final de la botella altera los sentidos, pero la desilusión es como la peor de las crudas de la vida.

buen texto Mau, espero que la inapiración toque pronto a tu puerta

Inflamadorate dijo...

Josephine, Gracias por la expresión y la visita, la covacha tiembla de gusto cuando entras a ella…

Karina, una lagrima despide y saluda, vaporosa…

hugo dijo...

mas bien se diria que la inspiracion ya toco a tu puerta con este pequeño pero brillante texto, la metafora del amor como vino. cuatro estrellas!

Inflamadorate dijo...

Camarada Hugo, me da gusto que os guste este corto texto...

Saludos...