viernes, octubre 21, 2005

Alcoholes...





Ehecatl, raptaste a Meyahuel...


envuelto tu efímero cuerpo
en el manto cómplice,
de Tezcatlipoca ambivalente,
oscura libertad flexible...
mientras todos dormían,
el altanero sueño de los dioses,
con voz de brisa sedujiste
y convenciste de escapar a tierra...
Cicimitl al despertar,
encontró su ausencia,
en el lecho mancillado,
donde un vapor en ocaso
la recordaba...
llamo llena de furia
a todas las Cicime
para bajar al mundo,
voraces inmortales,
a rastrear la virginidad hurtada,
pero es fútil su cruzada,
la asesinaste...
devoraste su vulva sonrojada,
después de errar entre su soto,
comenzaste a ultrajarla
con tus dedos, ráfagas ventosas,
llegando hasta el punto exacto
donde el deseo olvida cualquier decoro,
para apuñalar inmune,
con el falo ardiente,
la espuma virgen de las olas...
repentina arribó a tu mente
la existencia del capricho,
de la falta cometida,
y al llegar a tus oídos
los gritos rabiosos de la cacería,
te sorprendiste enamorado,
el desconocido miedo te inundo
la frente gélida eólica,
te uniste a ella volviéndose árbol,
pero de poco valió la treta,
la abuela los descubrió,
gracias a la última hebra inocencia...
arrancó la rama más débil,
Xochicuahuitl, la destrozo,
la desmembró en astillas,
y marcho regándolas
por toda la tierra...
tu corazón deidad
pereció en ese instante,
bufaste, derramaste amargas lágrimas,
vaciando tu alma,
al final tus ojos secaron,
pero la salinidad de tu llanto
germinó las astillas,
por doquier se levantaron plantas,
abriendo sus aspas al viento,
acariciándote para calmar el dolor
y llorando un líquido embriagador,
que embrutece al hombre
como cruel venganza...



Así los dioses,
terminaron la creación de las cosas,
con pecados capitales...










Inspirado en la leyenda Azteca de la “creación del maguey” encontrada por casualidad en un libro de una biblioteca donde deambule largos ratos hace muchos años, la bibliografía esta perdida en el olvido y la referencia más cercana que encontré esta en unas copias impresas que venden por diez pesos los bailarines del Zócalo...





Texto e Imagen: Inflamadorate Octubre 2005

 Posted by Picasa

3 comentarios:

El Enigma dijo...

Mi estimado, creo Yo entonces, que ademas de bello y humilde pero genial homenaje al tequila, no hay mejor manera de seguir recodandole que diciendo, "salud", ¿no lo cree?

Excelente fin de semana, a ver que dia se anima y nos tomamos un cafe o tinto en la caotica pero rica cd de Mx.

Saludos... y claro, Salud

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Inflamadorate dijo...

Concuerdo camarada, concuerdo, así que “salud”

Este fin el tranvía sale de la ciudad y se pronostica tormenta, buen fin para usted también...

Lo del café o tinto en esta frenética ciudad me parece buena idea, será cuestión de organizarse...

Saludos y salud...

Roberto Iza Valdes dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.