lunes, diciembre 05, 2005

Migración...


Las estacionas cambian,
se replican cíclicas
(cilindros avanzan degradándose,
toda maquinaria se desgasta),
una se anuncia y con una estocada entra,
la otra se aleja para regresar el año que viene dañada...

Me entretuve inhalando besos al norte...

Faltan diecisiete días para invierno,
llevamos setenta y cuatro días otoño,
yo he tardado en salir,
debo migrar a lugares más calidos,
pongo un acento en la nariz y parto,
la boca queda entreabierta,
un par de segundos a ras de suelo
y el vértigo me despierta,
la tensión del respiro me corre,
vuelo sobre cuello, senos, vientre,
llego al sur y me zambullo,
con setenta y cuatro días de retraso...





En el bar de tu cara,
las noticias no importan,
el clima pasa por los cojones,
varias onzas de whisky,
un poco de soda,
y el reloj de pared,
puede irse con su péndulo,
a registrarse bajo el nombre de su madre
al infierno...





Inflamadorate Diciembre 2005

Posted by Picasa

3 comentarios:

La X dijo...

Ahora medito en la contuinuación de un todo, y tus comas y tu oficio, me remitea Un hermoso hombre que nació en Copenahue, en el alba de mayo de 1813, El fin de su existencia era vivir poéticamente a pesar de que sabía que el poeta era un hombre desventurado que esconde penas profundas en su alma. Su dolor existencial no fue consuelo metafisico sino una fuerza que lo condujo a sí mismo, una fuerza que le obligo a migrar en mente y no en cuerpo.Jamas cerró ciclos, porque fue un meditador.

Hermoso paraje de tus letras Mauricio, en verdad me pongo de pie, y te aplaudo.

El Enigma dijo...

Asi lento y suavemente uno esta siendo espectador de la vida en el bar de la existencia que hace que los tragos sean mas amargos que dulces, dependiendo la ocasion...

Me siento un espectador mas de la mesa del fondo de dicho Bar mi estimado camarada.

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Inflamadorate dijo...

Gracias por tus palabras Lizie, en verdad no se si las merezco, pero este lírico que navega sobre olas vida te lo agradece...




Camarada Enigma, un placer que este sentado ahí en esa mesa del fondo viendo el espectáculo circense, ¿Qué le sirvo? ¿Lo de siempre...?

Saludos...