lunes, enero 30, 2006

Menesteres...




Powered by Castpost


Si tenemos que hacer las cosas como se debe, estamos obligados a comenzar ya...

Hay mucho que hacer para conseguirlo, un sin fin de tramites burocráticos, muchas filas esperando, cumplir requisitos, sacarnos fotografías, pruebas de sangre y orina, tal vez hasta deba bautizarme...

Aunque puede ser que todo ello resulte inútil si en la primera noche no volamos...

Mejor evitemos estos gastos, vayamos conociendo a nuestros enemigos: muerte, tiempo, soledad, nosotros mismos, tal vez podamos, a pesar de nuestras diferencias, hacerlos nuestros amigos...

Y así, tras navegar nuestras turbulencias, podemos pescar lo suficiente para comernos con un abrazo, devolviendo el céntuplo a la vida con nuestro aleteo...

Aunque quizá, es mejor que me olvide de todo para dejar que el destino nos presente primero...





Inflamadorate Enero 2006

5 comentarios:

nika dijo...

ayayay, lo de querer volar en la primera noche, no me hables de eso, que aquí ando yo a la expectativa esperándolo a él, con el destino pisándome los talones decidido a coserme alas en la espalda.

¿y si volamos?
¿y si no volamos?

ya te lo haré saber.

Piel dijo...

Volar tiene sus ventajas
y sus obvios percances...

pero vale la pena ...
pagar ese boleto trasatlantico...

Beso etereo y perverso...

Inflamadorate dijo...

¡Buena suerte Nika...!

E infórmame los resultados...




Piel, vaya que vale la pena...

*~*~*~Voz de Luna~*~*~* dijo...

Y si de repente a uno se le ocurre tomar la iniciativa y presentarse por si mismo??, el destino mide el tiempo mucho más lento que nuestras ansias... como siempre, excelente escrito, preciosa la frase final :) saludos!

aLe*!!

Inflamadorate dijo...

Si Ale, algunas veces tenemos que apresurar al destino...

Saludos...