miércoles, enero 11, 2006

Rojo...





Nos uniforman,
carne, cabellos,
cosidos sobre músculos,
órganos y huesos,
una gota de café un lunar,
salpicada accidental pecas,
el rojo nos excita,
estimula las pupilas...





...justo cuando el sol asoma adormilado, cuando mi cuarto aún es habitado por la penumbra, se le puede encontrar parada ya en el vano de la ventana, a contraluz tras el cristal sonriendo, empírico rostro trazado con sombras. Sintoniza en sus ojos mi cuerpo tendido en la cama, se cuela por alguna rendija, ronda zigzagueante entre las cuatro paredes y las tres puertas, sigilosa, rápida. Después de aprenderlo todo se para en el perchero, su mirada se vuelve rapaz y afila los dientes para devorarme...





Inflamadorate Enero 2006

 Posted by Picasa

5 comentarios:

nika dijo...

y es que el rojo mucho de devoración tiene, pero son esas devoraciones que no se lamentan porque ya se vienen anticipando (y deseando) de antemano con un goce carmesí palpitando debajo del ombligo (quizás la zona más encarnada de todas).

hoy fue la segunda imagen, por esa sombra que puede transformarse en cualquier cosa (¿será que las sombras siempre sugieren posibilidades?).

saludos.

El Enigma dijo...

Somos rojos por dentro, es el color de la sangre y muchas veces de la vida, que no lo aceptemos es cosa aparte...

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Inflamadorate dijo...

Nika, mas de una vez nos desbordamos en esa voracidad...

Si, la segunda, sombra casual de un paseo, deja abierta una gama de consumo amplia...

Saludos...




Camarada Enigma, es que nuestro rojo es tímido y se esconde...

Saludos...

diminui dijo...

mi mortaja puede ser roja?
para que me la pase nice en el otro lado mjmjmjmj

Inflamadorate dijo...

...así sea...