martes, junio 07, 2005





Esta no es Troya,
Pero habita en el patio,
Este caballo de ramas secas,
Anónima manufactura,
Silenciosa estampa...

Helena no vive entre estas paredes,
No he consumado su rapto,
Pero he vagado sus tierras,
He nadado sus lagos,
He trepado sus árboles...

Mora un lugar lejano,
Donde se juega, se respira,
Donde se bebe con gracia,
Donde son otros los ocelos,
Que la admiran y codician...

Esta no es Troya,
Solo es una lúgubre ciudad,
Y este caballo tal vez arda,
Como arden los ojos,
Como arde el llanto...





Texto e Imagen: Inflamadorate Junio 2005

 Posted by Hello

4 comentarios:

Juan Carlos Vallejo dijo...

Una amiga de lecturas me recomendó tu página. Le quedo enormemente agradecido.
Tu poema es estupendo. No es Troya, ni hay Helena, pero al menos se dejan escribir buenos poemas. Como si se encontrara un trozo de estrella en los restos de un derrumbe.

Inflamadorate dijo...

Camarada, pues bienvenido sea, gracias por las palabras…

Son, como si se encontrara un manantial después de vagar con sed…

Lady Halcon dijo...

Me han encantado estos versos... Hacía tiempo que no encontraba unas palabras tan bellamente expuestas.
Un saludo

Inflamadorate dijo...

Gracias Lady, me halaga que pienses que están bellamente expuestas, la vida es áspera y esa exposición de la gran valía...
Saludos